RUTA DEL AZUD

La nueva Ruta del Azud ya está inaugurada. Enmarcada dentro del Plan de Competitividad Turística de la Mancomunidad del Alto Turia, y gracias al apoyo del Patronato Provincial de Turismo de València y a la Agencia de Turismo, se ha podido llevar a cabo.

Se trata de un camino lleno de historia que recorre desde la población hasta el Azud y se alarga hasta el Mirador. El itinerario de unos 15,2 kilómetros, con 589 de desnivel acumulado, y 5 horas y 45 minutos aproximadamente de duración, une los parajes naturales más bellos permitiéndonos descubrir un paisaje excepcional con piscinas naturales, pinturas rupestres, construcciones históricas cargadas de cultura y arte, y sobre todo, una fauna y flora que no te dejará indiferente. Todo ello a orillas del rio Tuéjar, suponiendo un gran recurso turístico que da fuerza a nuestro municipio.

La ruta cuenta, además, con diversos puntos recreativos donde poder descansar; en la Fuente del Saz y en El Azud encontraremos áreas con mesas y asientos donde poder tomar un respiro, refrescarte en el rio o beber un poco de agua, ya que nos encontraremos con varias fuentes de agua potable.

La ruta del Azud o el PR-CV 456 es una ruta circular en forma de ocho que recorre el Paraje Natural Municipal del Río Tuéjar. Está compuesta por dos bucles, un tramo más corto y el otro más largo, que o bien se pueden realizar por separado, teniendo su cruce en el puente del Azud, o bien podemos realizarla de forma completa. Se trata de un recorrido de fácil accesibilidad aunque en el último tramo el nivel de exigencia es superior dado que la altitud a la que se encuentra el Mirador es de 787 m.

El primer tramo, el más corto de 4.814 m, comienza y finaliza en la Ermita de la Purísima, y enlaza con el tramo largo en el puente del Azud. Cuenta con un desvío no homologado pero recomendable que atraviesa la Presa Romana; desde la Fuente del Saz hasta el Molino Marco se puede optar por seguir el recorrido normal de la ruta, o bien hacerlo por este tramo de la presa, considerada Bien de Interés Cultural, camino con firme irregular, en el que hay que llevar precaución, especialmente con los más pequeños.

El segundo tramo, el de mayor recorrido, 10.396 m, es el que va desde el nacimiento del rio hasta el Mirador y vuelta, pasando por el Nevero o las Pinturas Rupestres, entre otros. Podemos llegar hasta el Azud con vehículo y estacionarlo allí para cuando regresemos. Así pues, los puntos emblemáticos que nos enseña el recorrido son los siguientes:

La Ermita de la Purísima, comienzo y final de la ruta. Se trata de un templo dedicado a la Purísima Concepción, patrona del municipio, que alberga en su interior la figura de la Inmaculada.

La Fuente del Saz, un precioso rincón por el que discurre el rio Tuéjar, situado muy cerca del pueblo y caracterizado por su tranquilidad y belleza. Su frondosa vegetación y la abundancia de agua lo convierten en lugar recreativo idóneo para pasar el día y refrescarse, ya que el rio forma varias pozas de poca profundidad a modo de piscinas naturales. Entre la vegetación, encontramos camuflada una torre del siglo XVIII la cual produjo la primera luz eléctrica del pueblo y que fue convertida en central hidroeléctrica en 1913.

La Presa Romana es origen del Acueducto de Peña Cortada, declarado Bien de Interés Cultural y catalogado como la obra de ingeniería romana más importante de la provincia. Con sus más de 2.000 años de antigüedad, en la actualidad sigue siendo suministro de riego para buena parte de la huerta.

El Molino Marco, construido a principios del siglo XIX, se encuentra actualmente deteriorado pero aún se pueden apreciar elementos característicos como la balsa, el caz o el cubo. Además, a su alrededor perduran elementos arquitectónicos de interés patrimonial como las pilastras del puente del antiguo Camino Real del siglo XVIII.

El Azud, lugar más frecuentado con diferencia. Está considerado como una de las zonas recreativas de mayor importancia de la Comunitat Valenciana, ofreciendo al visitante una frondosa vegetación y unas aguas cristalinas que forman la laguna conocida como “El Pozo de las Escaleras”, donde la temperatura se mantiene constante a 18º. El paraje se completa con especies de gran valor natural y especies protegidas, además de otras aves que dan vida a una gran variedad de hábitats y ecosistemas que sin duda merece la pena descubrir.

Las Pinturas Rupestres de los Corrales de Silla son un punto del itinerario que alberga múltiples representaciones prehistóricas pintadas en tonos rojos, negros y blancos. Son Bien de Interés Cultural inscritas en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO ya que permiten de forma gráfica conocer la evolución cultural entre la economía de caza y recolección a la producción de alimentos.

El Nevero, pequeño tesoro construido en la época preindustrial destinado a almacenar la nieve y su posterior extracción de hielo para así usarlo en épocas más cálidas. Fue de gran uso y utilidad hasta la aparición de las fábricas de hielo y los frigoríficos domésticos ya que en el conservaban los alimentos a la par de estar muy solicitado para fines terapéuticos y medicinales.

El Mirador de la Peña del Mediodía, más popularmente conocido como Mirador del Azud, se encuentra cerca del nacimiento del rio Tuéjar, a 787 m. de altitud y desde donde se puede visualizar una bonita panorámica de todo el paraje natural que nos rodea.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Cita Online