Presa Romana

Dentro del Paraje Natural encontramos una  Presa Romana, origen del famoso Acueducto de Peña Cortada, declarado Bien de Interés Cultural  y catalogado como la obra de ingeniería romana más importante de toda la provincia de València. Fue trazado con distintos sistemas de conducción de aguas que, desde su origen en el río Tuéjar, salvan grandes escollos topográficos. La longitud de los restos hallados es de 28,6 kilómetros, discurriendo por los municipios de Tuéjar, Chelva, Calles y Domeño, siendo su entidad comparable con los acueductos romanos más relevantes de España: Segovia, Les Ferreres de Tarragona y Los Milagros de Mérida.

En la actualidad,  buena parte de la huerta de Tuéjar  y otros municipios aún se riegan con el agua derivada de la presa. La construcción sigue el patrón de las presas romanas: una pared perpendicular a la corriente del río denominada "saeptum" eleva el nivel del agua y la deriva hacia un lateral donde se inicia el canal "specus", mientras que el agua sobrante desborda la presa y sigue su caudal.

Su tramo inicial está tallado en la roca y hasta llegar al término de Chelva su recorrido coincide con la actual acequia mayor, aunque con una fisonomía diferente a la original debido a las sucesivas reparaciones que a través del tiempo ha requerido su  uso habitual. 

Posteriormente, los árabes la utilizaron tanto para optimizar el riego como para otros usos, pero prácticamente aún conserva el mismo trazado original.

 

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Cita Online