Fuente del Saz

Muy cerca del casco urbano encontramos un precioso rincón muy apreciado por la gente del pueblo, muy tranquilo y con una belleza singular. Su frondosa vegetación y la abundancia de agua hacen de éste un verdadero paraíso donde disfrutar de la naturaleza.

El rio forma a su paso varias pozas de poca profundidad a modo de piscinas naturales, lo que lo convierte en una zona ideal para poder refrescarse en verano.

Además, el lugar dispone de paelleros, mesas y bancos para poder organizar un día de picnic, y una zona de aparcamiento muy amplia. Se puede disfrutar en cualquier época del año, sobre todo en verano y Semana Santa. Se trata de un área recreativa ideal para el ocio y el descanso en contacto con la naturaleza.

Entre la vegetación, una pequeña torre aparece camuflada; es lo que se conserva del antiguo Molino Duque, denominado también “molino de la luz”, que fue construido en el siglo XVIII y convertido en central hidroeléctrica en 1913. La primera luz eléctrica que llegó a Tuéjar fue la producida por esta torre. En su interior aún nos sorprende escuchar el sonido que produce el salto de agua, que en un principio producía harina y más tarde iluminaba el pueblo.

En el entorno se pueden realizar diversas actividades que te pondrán en contacto con la naturaleza, como puede ser el senderismo, disfrutando de la ruta del Azud, la cual discurre a orillas del Rio Tuéjar, o la pesca de truchas sin muerte.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Cita Online