Ermita de San Cristóbal

Dentro del casco urbano,  sobre una colina que domina la villa, nos encontramos con la antiquísima ermita dedicada a San Cristóbal; un pequeño templo sin culto del siglo XV, de arte gótico y reconocido como Bien de Relevancia Local.

En las frecuentes guerras carlistas del pasado siglo, por la posición dominante sobre el pueblo y sobre los caminos a los pueblos vecinos, y aprovechando la solidez de su construcción, fue fortificada por los carlistas y la imagen del santo trasladada a la iglesia.

Después, tras la contienda y por causa de las frecuentes epidemias que azotaron al pueblo, se utilizó como hospital-lazareto para los enfermos contagiosos, función que siguió tras el final de la Tercera Guerra Carlista.

Luego se abandonó, permaneciendo en ruinas hasta su reconstrucción en el año 2000 por unos alumnos de la escuela taller local, que fueron guiados por un vecino que conoció el edificio antes de su casi total desaparición, con el fin de que la estructura y elementos se asemejaran lo máximo posible a los tradicionales.

Es un edificio que carece de ventanas, ya que han sido reemplazadas por aspilleras. Su puerta de acceso está formada por dovelas de piedra que rematan en un arco de medio punto. A la derecha de esta encontramos la casa del ermitaño, que la cubre por ese lado. También contiene otros elementos de la obra de fortificación como algunos parapetos con aberturas para fuego de fusil.

Sobre la entrada hay un retablo de cerámica con la imagen de San Cristóbal y una espadaña sin campana. La planta es de cruz latina. Desde el interior se aprecia la estructura de madera del tejado. Tampoco hay imágenes de culto. En la actualidad da vida a múltiples exposiciones y eventos culturales.

 

  • SAN CRISTÓBAL PARTE TRASERA
  • EXPO PINTURA SAN CRISTÓBAL
Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 
 
 
 

Cita Online